LOS MONOCASCOS MÁS RÁPIDOS DEL MUNDO

El IMOCA es un Velero monocasco, la Fórmula 1 de la vela. Su nombre corresponde a un ancho (medidor), un reglamento, que permite que un barco compita en esta clase. Esta medición hizo su aparición en 1991 con el fin de legislar la clase Open 60 pies, que ha ido creciendo en los últimos años.


Construidos con materiales composite, los monocascos IMOCA están diseñados para ser lo más ligeros posible con el fin de ganar velocidad y lo suficientemente fuertes como para soportar las peores condiciones meteorológicas que puede imponer la navegación en alta mar, especialmente durante la Vendée Globe.


PRINCIPALES CRITERIOS DE LA CLASE IMOCA

Reglas de la clase IMOCA

A continuación, se resumen las reglas relativas a las dimensiones principales, obtenidas del documento “IMOCA Open 60’ ISAF International Class Rules 2019”, así como las normas más relevantes desde el punto de vista dimensional para hacer una primera aproximación de las medidas principales del casco.


Regla B.3.1. Eslora máxima (LOA), debe ser mayor que 59 pies (17.983 m) y menor que 60 pies (18.288 m), la longitud total expresada como la suma de longitudes de los apéndices que sobresalgan del casco, tanto en popa como en proa, no podrán exceder los 6 pies (1.829 m).

Regla B.4.1. El calado no podrá exceder de 4.5 m.

Regla B.7.2. El barco debe de poseer un volumen total equivalente al 130% del desplazamiento total.

Regla B.8.2. Un material de la quilla de densidad relativa mayor de 11.4 está prohibido.

-Solo se permite un eje de rotación en los apéndices, es decir, solo se permite el movimiento en un plano dado.

Regla B.8.3. El máximo número de apéndices permitido es de cinco.

Regla C.2.1. El máximo calado aéreo es de 29 m.

Regla D.6. El máximo momento adrizante con todos los tanques de lastre de una banda llenos, incluyendo los centrales si existen, así como con la quilla al máximo ángulo posible a esa banda, deberá de ser igual o menor a 32 toneladas por metro.

En cuanto a los demás datos de dimensiones poco más se dice, por lo tanto, a priori la información para empezar el diseño es mínima.

30 AÑOS DE INNOVACIONES TECNOLÓGICAS


Estos 60 pies realmente nacieron en 1986, durante la segunda edición del BOC Challenge, donde cinco de los monocascos tenían en común el tamaño razonable de 18,28 metros (60 pies). A partir de ese momento, los monocascos más recientes ya mostraban las características de los barcos diseñados para las velocidades descendentes del Gran Sur: gran ancho y eslora significativa en la línea de flotación.

Unos años más tarde, en 1998, se introdujeron las quillas basculantes diseñadas para aumentar el par de retorno y las computadoras cobraron cada vez más importancia para recibir pronósticos meteorológicos y comunicarse con la tierra. Poco a poco, los pilotos automáticos, imprescindibles para la navegación en solitario, se vuelven cada vez más 'inteligentes'.


Los cascos y los planes de velas también están evolucionando. De hecho, los barcos ganan en potencia, su popa se ensancha y mejoran con los pasos en ceñida. También existen habitáculos cada vez más protegidos e, incluso para algunos modelos, tapas de techo corredizas que protegen la zona de maniobras.


El requisito de seguridad que la clase IMOCA impone a los marineros y arquitectos por igual cuenta mucho en el éxito de este barco. Desde el año 2000, estos monocascos deben demostrar, antes de la salida de una carrera, que son capaces de recuperarse por el lado derecho sin asistencia externa y garantizar la división interior, así como una flotabilidad significativa en caso de vuelco o fugas de agua.


Con un mínimo de veinte barcos al inicio de la Vendée Globe desde 2000, IMOCA es hoy la clase oceánica más grande del mundo. Además, la historia de IMOCA y la de Vendée Globe se fusionan. A mediados de la década de 2000, aparecieron "foils" en los multicascos de la America's Cup y luego llegaron rápidamente a los monocascos IMOCA. Estos aviones de carga en forma de bigotes de Dalí permiten que el barco 'planee', es decir, se eleve en el agua y limite la resistencia de la superficie, permitiendo así que el barco acelere.


Seis "foilers" tomaron la salida de la Vendée Globe 2016-17 (Banque Populiare VIII, Edmond de Rothschild, Hugo Boss, No Way Back, Safran, St-Michel-Virbac y Maître CoQ); dos se vieron obligados a retirarse, pero el cuarteto clasificado está en lo más alto de la clasificación final, liderados por el ganador y poseedor del récord en el campo, Armel Le Cléac'h (74d 3h 35m 46s). Desde entonces, la clase ha abierto el indicador sobre cómo ajustar las láminas. Tienen más libertad de movimiento (arriba y abajo y adelante y atrás) lo que estimula aún más la creatividad de los arquitectos.


Para la Vendée Globe 2020-21, ocho nuevos barcos estarán en la salida, todos equipados con las últimas láminas. Los observadores dicen que el récord del evento bien podría romperse en varios días… Sería posible una gira mundial en menos de 70 días.

Clasificación provisional (IMOCA 60)

Classement du 24 Nov. 2020 - 11h (UTC)


1º - Charlie Dalin (Apivia), 2º - Thomas Ruyant (Advens for Cybersecurity), 4º - Kevin Escoffier (PRB), 5º - Yannick Bestaven (Maître CoQ), 6º - Boris Herrmann (Malizia) , 7º - Sébastien Simon (Arkéa – Paprec), 8º - Alex Thomson (Hugo Boss), 9º - Louis Burton (Bureau Vallée 2), 10º - Sam Davies (Initiatives Cœur), 13º - Giancarlo Pedote (Prysmian Group), 14º - Isabelle Joschke (MACSF), 18º - Alan Roura (La Fabrique), 19º - Stéphane LE DIRAISON (Time For Oceans), 21º - Arnaud BOISSIÈRES (La Mie Câline – Artisans Artipôle), 24º - Armel TRIPON (L'occitane en Provence), 25º - Fabrice AMEDEO (NEWREST - ART & FENÊTRES), 31º - Kojiro SHIRAISHI (DMG MORI Global One), 32º - Jérémie Beyou (Charal) último, por haber tenido un problema en una colisión y Nicolas Troussel (Corum L'Epargne), abandono por desarboladura.


La Vendée más femenina de la historia

Seis mujeres dispuestas a cubrir los 44.996,2 kilómetros de viaje planetario y climático


Más allá de los resultados, Pip Hare insiste en la necesidad de encontrar "modelos a seguir", si bien lamenta la falta de oportunidades debido al género. "Un navegante es un navegante, sea hombre o mujer", remarca. "Eso es lo que me atrae de este deporte. Espero que el hecho de ver a seis mujeres en la línea de salida contribuya a que más mujeres se atrevan, que también ellas sientan que pertenecen al agua y que cambien la cara del deporte que aman", expone la británica.

Seguiremos descubriendo a las 6 intrépidas mujeres aventureras de la Vendée Globe 2020 en nuestro próximo post ... Bon Vent !

@afrnautica

78 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo